Urólogo en Monterrey | Dr. Juan Acuña

Cálculos renales

Lugares más frecuentes donde se manifiestan los cálculos renales.

Los cálculos renales, también conocidos como piedras en el riñón, son fragmentos de material que se originan en los riñones por minerales contenidos en la orina.

Estos cálculos renales pueden acumularse en los riñones o bajar a través del tracto urinario.

¿Qué causas originan los cálculos renales?

Gran parte de los cálculos renales tienen un origen hereditario, sin embargo, la causa exacta está relacionada con el tipo de cálculos renales, los cuáles se clasifican de la siguiente manera:

Composición del cálculoCausa comúnVisible en Rayos-XSolubleOtras características
Oxalato de CalcioExceso de calcio en la dieta: El calcio ingerido que no se es absorbido por los huesos y músculos se acumula en los riñones, formando cálculos renales.SiNoEste es el tipo más común de cálculo en el riñón y vejiga, representando entre el 75% al 85% de todos los cálculos renales. Generalmente se origina entre los 20 y 39 años de edad.
Ácido úricoSe originan cuando hay mucho ácido en la orina como consecuencia de un exceso de ácido úrico en la sangre.NoSiEntre el 5% y 10% de los cálculos renales es debido al exceso de ácido úrico. Regularmente, los pacientes tienen niveles normales de ácido úrico.
Estruvita (triple fostato)Infecciones del tracto urinario es la causa más común de este tipo de cálculos renales.SiSiEste tipo de cálculos renales es frecuente en mujeres.
CistinaLa cistina es una sustancia que forma parte de algunos órganos del cuerpo, incluidos los músculos. Dicha sustancia puede acumularse en la orina hasta el grado de formar un cálculo.SiSiForma aproximadamente el 1% del total de casos de cálculos renales. Son hereditarios.

Un factor muy importante para originar cálculos renales es no tomar suficientes líquidos. Usted debe producir más de un litro diario de orina para ayudar a evitar el desarrollo de los cálculos

Síntomas de los cálculos renales

Los síntomas principales de los cálculos renales son dolores intensos que pueden aparecer y desaparecer repentinamente. Estos dolores pueden manifestarse en el abdomen o en el costado, también pueden manifestarse en la ingle o en los testículos en los hombres.

Síntomas que acompañan estos dolores son:

La mayoría de las veces los síntomas son visibles una vez que el cálculo ha tapado una de las vías por donde la orina baja a la vejiga.

También puede darse el caso en que los cálculos renales no manifiestan ningún síntoma.

Diagnóstico

Su médico urólogo llevará a cabo un análisis de su historia clínica así como una exploración física que se acompañarán de exámenes como:

  • Exámenes de sangre.
  • Examenes del riñón.
  • Análisis de la orina.
  • Análisis de cálculo para conocer el tipo de cálculo que ha desarrollado.

Algunas pruebas de apoyo que su médico puede utilizar son:

Tratamiento de los cálculos renales

Tratamiento de los síntomas

Una vez establecido un diagnóstico, su médico centrará su atención en aliviar el dolor originado por los cálculos renales. Los pacientes a los que no se les pueda controlar el dolor a través de analgésicos orales y que no puedan mantener la ingestión de líquidos sin vómito, necesitarán hospitalizarse.

Después de aliviar el dolor, el médico tendrá que solucionar el problema de la obstrucción de la orina, en caso de que este síntoma se haya manifiestado. La elección óptima del método de drenaje de la orina dependerá en gran medida de la causa de la obstrucción. La forma más común para drenar la orina es a través de una colocación endoscopica de stents; hay que recordar que el dolor es originado por la dilatación renal secundaria a la orina acumulada por la obstrucción de la vía urinaria. Este método consiste en drenar la orina por una vía diferente a la uretra con el uso de instrumentos médicos.

La mayor parte de los cálculos uretrales se solucionarán de modo espontáneo sin necesidad de intervención quirúrgica. Si los cálculos renales son muy grandes, requerirán de intervención quirúrgica.

Los medicamentos y sustancias más comunes para tratar los cálculos renales y su sintomatología incluyen:

  • Diuréticos.
  • Analgésicos.
  • Alopurinol.
  • Soluciones de fosfato.
  • Antibióticos.
  • Bicarbonato de sodio y citrato de sodio.
  • Colestiramina.
  • Entre otros.

 

Tratamiento quirúrgico

El médico determinará que tratamiento quirúrgico es el más apropiado dependiendo del tamaño, localización y composición de los cálculos renales así como de la anatomía de su sistema urinario.

El principal motivo para hacer una incisión radica en el tamaño de la piedra. Si es mayor a 2 cm y la anatomía lo permite, se puede llevar a cabo un procedimiento que implique una incisión.

Los tratamientos quirúrgicos para los cálculos renales son:

  • Litotripcia extracorpórea: Consiste en un procedimiento mínimamente invasivo en el que se eliminan los cálculos renales a través de ondas de choque. El 80% de las litotripcias desintegran los cálculos de forma exitosa.
  • Nefrolitotomía percutánea: Se utiliza para cálculos grandes en el riñón o en áreas colindantes a dicho organismo. El cálculo es extraído por medio de una sonda que se introduce en el riñón a través de una pequeña incisión. Las razones para practicar una nefrolitotomía percutánea son:
    • El flujo de la orina está bloqueado.
    • El dolor es demasiado aún cuando se está tomando analgésicos.
    • El cálculo es demasiado grande.
    • El cálculo renal está causando infecciones urinarias.
    • El cálculo está dañando su riñón.
  • Ureteroscopia: Esta implica introducir equipo médico de alta tecnología a través de la uretra del paciente para visualizar y destruir los cálculos renales alojados en el riñón.

Medidas de prevención para los cálculos renales

Se recomienda tomar en cuenta la prevención de los cálculos renales en su dieta diaria. Algunas medidas efectivas son:

  • Tomar de 2 a 3 litros diarios de agua.
  • Consumir alimentos bajos en sodio.
  • Consumir proteínas animales de forma balanceada.
  • Consumir alimentos con calcio de forma balanceada.
  • Evitar altas dosis de Vitamina C y Vitamina D.
1 Comment