Urólogo en Monterrey | Dr. Juan Acuña

Cáncer

El cáncer en urología puede manifestarse en los distintos órganos que esta área de la medicina atiende. A continuación los listamos con sus respectivas soluciones quirúrgicas.

Cáncer testicular

El cáncer testicular es el que comienza en los testículos (valga la redundancia), que son las glándulas reproductoras del hombre y están localizadas en el escroto. El tratamiento quirúrgico para este problema desemboca en dos opciones dependiendo del avance del cáncer.

Orquioectomia: La mayoría de las veces, la orquiectomía (extirpación del testículo y demás estructuras asociadas a través de una pequeña incisión en el abdomen) es suficiente para la curación completa del paciente. Es un procedimiento sencillo y rápido que se lleva a cabo con anestesia raquídea, y el paciente puede volver a su casa poco tiempo después, e incluso puede regresar a casa el mismo día. Para realizarla, se introducen  en la ingle del paciente unos instrumentos de alta tecnología esterilizados para extirpar el testículo con éxito.

Linfadenectomia:  Extirpación de los ganglios linfáticos. Se extirpan los ganglios linfáticos cuando el cáncer se encuentra en una etapa más avanzada.

Cáncer de próstata

La próstata es una glándula que se encuentra por debajo de la vejiga de los hombres. Es el órgano que produce el líquido seminal o semen. Este tipo de cáncer es común en hombres de edad avanzada, sin embargo, es raro en hombres menores de 40 años. Los factores de riesgo de desarrollarlo incluyen: tener más de 65 años, historia familiar y algunos cambios genéticos.

El tratamiento quirúrgico para el cáncer de próstata reside en la realización de una prostatectomía radical, que consiste en la extirpación de la glándula prostática. Dependiendo de cada caso, el urólogo decidirá qué variante de la prostatectomía radical realizar.

Cáncer de vejiga o Cáncer vesical

Es un cáncer que comienza en la vejiga, la vejiga se encuentra en el centro del cuerpo en el área baja del abdomen, esta es un órgano que contiene y libera la orina.

Los tratamientos quirúrgicos para el cáncer vesical son dos: Resección transuretral de vejiga y cistectomía radical. La elección de uno de los métodos depende de la evaluación que haga el urólogo sobre el avance que haya desarrollado el cáncer.

Resección transuretral: En este método, el médico introduce un aparato especial a través de la uretra  del paciente hasta la vejiga, de manera que se puede observar el tumor, y retirarlo a través de este aparato, tomando biopsias del mismo.

Cistectomía radical: Con este método, el urólogo extirpa la vejiga de forma total o parcial. Este método es más utilizado cuando el cáncer se encuentra en algunas de sus etapas avanzadas. También se puede realizar de forma laparoscópica, con la ventaja de que la herida de intervención es más pequeña y la recuperación es mucho más rápida.

Cáncer de riñón

Todos tenemos dos riñones. Los riñones son un par de órganos que tienen el tamaño de un puño cerrado y estos se ubican a los costados de la columna, arriba de la cadera. Dentro de ellos, los riñones contienen unos tubos que se encargan de filtrar y limpiar la sangre, eliminando los desechos y produciendo la orina. El cáncer de riñón se desarrolla en la membrana que protege o recubre los tubos de este órgano.

Los síntomas más comunes de este cáncer son:

  • Sangrado en la orina.
  • Un abdomen abultado.
  • Bajar de peso sin razón aparente.
  • Sentir dolor en el costado constantemente.
  • Incluso ausencia de apetito

Hay distintos tipos de intervención quirúrgica para atender el cáncer de riñón, entre ellos se encuentran los siguientes:

Nefrectomía radical abierta: En esta intervención el urólogo extirpa el riñón en su totalidad, así como la glándula suprarrenal y el tejido adiposo que rodea al riñón. La mayoría de las personas puede llevar una buena vida únicamente con el riñón que le quede después de la cirugía.

Nefrectomía radical por laparoscopía: Con este método, la intervención se realiza a través de incisiones diminutas en lugar de hacer un corte grande. El urólogo introduce instrumentos especiales a través de las incisiones para llevar a cabo la operación.

Nefrectomía parcial: El urólogo extirpa sólo una parte del órgano, que es la que contiene el cáncer.

Linfadenectomía regional: Este método se realiza cuando los ganglios linfáticos colindantes a los riñones contienen cáncer.

Adrenalectomía: Consiste en la extirpación de la glándula suprarrenal. Aunque regularmente se extirpa al realizar la nefrectomía radical, no siempre es necesario extraerla. Dependiendo de la ubicación del cáncer, es posible que el urólogo tome la decisión de realizar una extirpación de la glándula suprarrenal de forma aislada.

1 Comment