Urólogo en Monterrey | Dr. Juan Acuña

Infección de orina en el embarazo

La infección de orina en el embarazo es algo común. Si no son tratadas, algunas infecciones pueden progresar hasta causar una infección seria de riñón. El tratamiento se lleva a cabo con antibióticos. El objetivo es curar la infección y prevenir posibles complicaciones.

Para tener un mejor panorama y prevenir de mejor manera una infección de orina en el embarazo, se recomienda que conozca un poco más sobre la infección urinaria y cómo funciona el tracto urinario. Esta información la puede accesar haciendo clic aquí.

Síntomas de una infección de orina

Los siguientes son los síntomas más comunes de una infección urinaria:

Una infección se vuelve muy delicada y preocupante cuando ha llegado a los riñones. Los síntomas que manifiesta en esta etapa son los siguientes:

  • Dolor abdominal intenso.
  • Náuseas y vómitos.
  • Problemas mentales.
  • Piel irritada y caliente.
  • Dolor del vientre.
  • Fiebre mayor a 38º.
  • Fatiga.
  • Escalofríos y temblores.

¿Puede una infección de orina afectar mi embarazo?

Si usted tiene una infección de riñón cuando se encuentra embarazada puede sentirse muy mal. Esta condición también puede causar problemas tales como labor de parto temprana y/o un bebé más pequeño.

Una infección de riñón es poco común pero puede desarrollarse como una complicación de una infección de vejiga o una infección de orina. Puede que no existan síntomas en un principio.

Chequeos de orina durante el embarazo

Usted debería hacerle pruebas a su orina en la primer etapa de la gestación para evitar cualquier infección de orina en el embarazo. Se preescribe tratamiento si es que se encuentran gérmenes en la orina, incluso cuando no manifiesta ningún síntoma. Si se le encuentran bacterias, usted debería hacerse pruebas de orina rutinarias durante el embarazo.

También debería tener su orina analizada si usted desarrolla síntomas de infección en la vejiga o infección en el riñón en cualquier etapa de su embarazo.

Tratamiento

Antibióticos

Existen distintos tipos de antibióticos que pueden ayudar en el tratamiento de la infección de orina en el embarazo. Su doctor elegirá el más apropiado para usted. Un periodo de siete días ingiriendo el antibiótico es el tratamiento más usual. Los síntomas mejorarán después de algunos días. Sin embargo, es muy importante que usted termine de tomar sus antibióticos tal cual fueron preescritos.

Los antibióticos utilizados para tratar la infección de orina en el embarazo  son muy seguros y no afectan la gestación. No harán daño a su bebé.

Usted debería ver a un doctor si sus síntomas no desaparecen o si usted se siente peor después de algunos días. Algunos gérmenes son resistentes a ciertos antibióticos. Esto puede requerir que le cambien el antibiótico.

Usted debería hacerse otra prueba de orina una vez terminado el tratamiento con antibióticos.

Analgésicos

Medicamentos como el paracetamol son comúnmente utilizados para disminuir el dolor, molestias y/o la fiebre.

Tomar líquidos

Si usted tiene una infección de orina en el embarazo, tomar muchos líquidos es un consejo tradicional para limpiar su tracto urinario. Sin embargo, no hay ninguna prueba de que esto ayude. Algunos doctores piensan que no funciona para nada y que incluso tomar muchos líquidos puede incrementar el dolor en sus visitas al baño.

Por otro lado, si usted padece síntomas como fiebre, tomar muchos líquidos puede ayudarle a prevenir la falta de agua en el cuerpo por deshitratación.

Si usted no padece ningún síntoma, es conveniente tomar mucha agua para mantener la vejiga limpia de organismos como bacterias. Esto puede ayudarle a prevenir infecciones.

¿Le resultó útil este artículo sobre la infección de orina en el embarazo?