Urólogo en Monterrey | Dr. Juan Acuña

Pene curvo: Cómo lidiar con él

Ejemplo de un pene curvo (enfermedad de peyronie).

Un pene curvo es un pene erecto que se curva hacia un lado o hacia otro (en la mayoría de los casos esto es absolutamente normal). Un pene curvo  puede el resultado de la anatomía individual.

De cualquier manera, si tu pene se ha pronunciado  fuertemente hacia la izquierda o derecha (especialmente si la penetración es imposible o si una erección es dolorosa) deberías ver a un médico urólogo. Es probable que padezcas la enfermedad de Peyronie.

La dirección que un pene erecto toma depende en proporción del tamaño de la piel inferior del mismo. Hombres con una piel inferior del pene más corta que el mismo pene tienden  a manifestar erecciones que apuntan hacia abajo, mientras que un pene que es más corto que su piel inferior puede apuntar hacia arriba. A veces el pene se curva hacia la derecha o izquierda. En la gran mayoría de los casos, un pene curvo no genera problemas en los hombres ni en sus relaciones.

Si sientes que tu pene tiene una forma anormal, es sumamente importante que te revises con un médico urólogo para descartar cualquier otro problema.

A veces, algunos hombres tienen la curva mucho más marcada. Incluso la mayoría de estos hombres no tienen problemas en sus relaciones sexuales, aunque algunos tienen que cambiar las posiciones con las que practican el acto sexual. En algunos casos, estos hombres padecen la enfermedad de Peyronie, una condición que les dificulta tener actividad sexual.

La enfermedad de Peyronie afecta a muchos hombres, curveando el pene de tal forma que practicar el acto sexual imposible. Las causas de la enfermedad de Peyronie son desconocidas; muchas veces se deriva de alguna lesión. En etapas tempranas dela enfermedad, los hombres usualmente experimentan dolor al tener una erección. Algunas veces este dolor comienza antes de que la curvatura se manifieste y esto funciona como un indicador temprano del problema.

¿Qué tanto empeora la enfermedad de Peyronie?

Lo suficiente como para que se hayan descrito muchos casos severos en los que el pene erecto luce como un saca-corchos. Por otra parte, la curva puede permanecer leve y no afectar para nada la vida de un hombre.

En ocasiones la curva desaparece por sí misma. Debido  a que la enfermedad es básicamente un proceso de cicatrización, algunos hombres han reportado resultados positivos por tomar vitamina E, aunque no hay pruebas científicas que indiquen que esta técnica funciona. La cirugía a veces puede remover cicatrices que provoquen un pene curvo, pero también puede resultar en que un hombre tenga dificultades para mantener una erección.

El mejor consejo para un hombre que padece la enfermedad de Peyronie es visitar a un urólogo que pueda ayudarlo. Algunos hombres tienen tanta vergüenza de su condición que se rehúsan a obtener ayuda, pero los urólogos han ayudado a tantos hombres que tienen este problema que no hay razón para tener pena.

Si el primer urólogo que consultaste no te ayudó, busca otro. Vale la pena el esfuerzo.