Urólogo en Monterrey | Dr. Juan Acuña

Uretritis: secreción uretral

Uretritis es la inflamación de la uretra (el tubo angosto que transporta la orina de la vejiga hacia el exterior del cuerpo.

La uretritis es causada por una bacteria o por un virus. Se clasifica como “gonocócica”, que es causada por el diplococo Neisseria gonorrhoeae,  y “no gonocócica”, que es causada por la bacteria Chlamydia trachomatis (una de las enfermedades de transmisión sexual más comunes que afectan a hombres y mujeres).

Los casos virales más comunes de uretritis son el virus del herpes simple y el citomegalovirus.

El síntoma principal de la uretritis es la dificultad para orinar y el dolor al orinar. La uretritis se trata regularmente con antibioticos.

Causas

La mayoría de los casos de uretritis  son causados por infecciones derivadas de una bacteria que entró a la uretra.

Las bacterias que causan uretritis incluyen:

  • E. coli.
  • Gonococcus.
  • Chlamydia trachomatis.

Otras causas son:

  • Herpes simple.
  • El síndrome de Reiter.
  • Adenoviridae.
  • Citomegalovirus.
  • Mycoplasma genitalium.
  • Ureaplasma urealyticum.
  • Trichomonas vaginalis.
  • Escherichia coli uropatógena.

La uretritis también puede ser causada por lesión o sensibilidad a químicos usados en las cremas contraceptivas, geles y espumas, así como en espermicidas.

Riesgos

  • Tener múltiples compañeros sexuales.
  • Historial de enfermedades de transmisión sexual.
  • Practicar conductas sexuales de alto riesgo.
  • Sexo oral es un riesgo alto para la uretritis no gonocócica.

Síntomas

Los síntomas de las uretritis en hombres son:

Los síntomas en mujeres son:

  • Expulsión de fluidos por la vagina.
  • Incomodidad pélvica.
  • Fiebre y escalofrío.
  • Dolor estomacal.
  • Comezón.

Diagnóstico

El diagnóstico de la uretritis en hombres involucra examinar el abdomen, escroto, pene, y vejiga para ver si hay inflamación. Los doctores pueden revisar también el meato urinario para ver si existe alguna anormalidad.  Un isopo es insertado en la uretra para después ser examinado bajo un microscopio. El meato urinario es el agujero por el que le orina abandona el cuerpo.

En mujeres, se examina el abdomen y la pelvis para checar la sensibilidad de la uretra y el abdomen bajo.

El doctor puede recomendar una cistoscopia (un tubo con cámara se inserta en la vejiga).

Algunas de las siguientes pruebas pueden ser recomendadas para ampliar el diagnóstico de la uretritis:

  • Conteo sanguíneo completo.
  • Prueba de proteína C-reactiva.
  • Pruebas para checar la presencia de enfermedades de transmisión sexual.
  • Pruebas de orina.
  • Ultrasonido de la pelvis (en mujeres).

Tratamiento

Regularmente se recetan medicamentos para tratar la causa raíz en los pacientes con uretritis y para prevenir el esparcimiento o contagio de la infección.

Si el paciente tiene una infección bacteriana, un antibiótico se prescribe. A continuación se listan los medicamentos comúnmente recetados para la uretritis:

  • Doxiciclina.
  • Azitromicina.
  • Levofloxacino.
  • Tinidazol.
  • Eritromicina.
  • Metronidazol.

El paciente también puede tomar medicamentos anti-inflamatorios no esteroideos, tal como el Naproxen, junto con antibióticos para síntomas de dolor.

Prevención

Algunas formas efectivas de prevenir la uretritis incluyen:

  • No tener actividad sexual desprotegida o del alto riesgo (múltiples compañeros sexuales).
  • Evitar químicos que puedan irritar la uretra (como detergentes o espermicidas).
  • Tener buena higiene personal.