Urólogo en Monterrey | Dr. Juan Acuña

Urología pediátrica

La urología pediátrica es una subespecialidad quirúrgica de la medicina que trata los desordenes del sistema genitourinario en niños. Los pediatras urólogos proveen cuidado para ambos, niños y niñas, que oscilan en edades entre el nacimiento y la edad adulta.

Los problemas más comunes de la urología pediátrica son aquellos que involucran alteraciones en la orina, los órganos reproductivos y los testículos.

Problemas comunes en urología pediátrica

Algunos de los problemas que los especialistas de la urología pediátrica tratan son:

¿Qué hacer?

Si su hijo padece cualquiera de los problemas comunes en urología pediátrica, es importante que contacte a su médico y agende una cita.

Preparándose para la cita

Si los síntomas que manifiesta su hijo le preocupan demasiado, contacte directamente a un médico urólogo. De preferencia, busque a un médico con experiencia en urología pediátrica.

Debido a que las consultas pueden ser breves, es buena idea irse bien preparado. A continuación tiene información que puede resultarle útil:

¿Qué puede hacer?

  • Esté al tanto de restricciones antes de la cita.
  • Escriba los síntomas que su hijo está experimentando.
  • Escriba información personal que pueda ser relevante.
  • Haga una lista de los medicamentos, vitaminas o suplementos que su hijo toma.
  • Escriba preguntas para hacerle a su doctor.

Preparar una lista con preguntas en relación al problema que tiene su hijo, le ayudará a sacar máximo provecho de la consulta. Algunas preguntas que puede hacer son:

  • ¿Mi hijo tiene un problema relacionado con urología pediátrica?
  • ¿Qué problema tiene?
  • ¿Necesitará hacerse pruebas?
  • ¿Cuáles son las opciones de tratamiento?
  • ¿Tiene efectos secundarios el tratamiento?
  • ¿Mi hijo peligra de manifestar algún otro problema en el futuro?
  • ¿Esto lo puede cubrir el seguro?
  • ¿Me recomienda revisar algún libro o página web para aprender más sobre este tema?

Los problemas de urología pediátrica deben tratarse con cuidado y delicadeza ya que pueden repercutir en el futuro de su hijo.