Urólogo en Monterrey | Dr. Juan Acuña

Implante de pene

Implante de pene

Tabla de contenidos

Definición

El implante de pene es un dispositivo que se coloca dentro del pene para permitir que los hombres con disfunción eréctil tengan una erección.

El implante de pene son típicamente recomendados después de que diversos tratamientos por disfunción eréctil han fallado.

Existen tres tipos de implante de pene: semirigido e inflable. Cada tipo de implante de pene funciona de diferente forma y tiene varios pros y contras.

La colocación de implantes de pene requiere de cirugía. Antes de escoger algún implante de pene, asegúrate de entender lo que involucra la cirugía, los posibles riesgos, complicaciones y el seguimiento que debes tener.

[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

¿Por qué se usan?

Para la mayoría de los hombres, la disfunción eréctil puede ser tratada con medicamentos. Puedes considerar un implante de pene si no eres candidato para otros tratamientos o no puedes obtener una erección lo suficientemente rígida para la actividad sexual al utilizar otros métodos.

Los implantes de pene también pueden ser utilizados para tratar severos casos de una condición que causa cicatrización dentro del pene, llevando a erecciones curvadas o dolosas (Enfermedad de Peyronie).

Los implantes de pene no son para cualquiera. Tu doctor podría recomendarte NO utilizar un implante de pene si tienes:

  • Disfunción eréctil situacional, el resultado de una relación conflictiva o cuando es potencialmente reversible.
  • Una infección, tal como una infección pulmonar o del tracto urinario.
  • Dermatitis, lesiones o problemas de la piel en tu pene o escroto.

Ten en mente que mientras los implantes de pene permiten a los hombres tener una erección, no incrementan el deseo sexual o la sensación.

La mayoría de los implantes de pene tampoco harán tu pene más largo de lo que es naturalmente. De hecho, tu pene erecto podría ser ligeramente más corto de lo que solía ser.

[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

Riesgos

Los riesgos de una cirugía de implante de pene incluyen:

  • Infección. Tal como con cualquier cirugía, la infección es una posibilidad. Puede que incremente el riesgo de una infección si tienes una lesión en la médula espinal o diabetes. Los hombres que necesitan cirugía para ajustar o reemplazar un implante de pene (cirugía de revisión) están en un mayor riesgo de contraer una infección que cuando tuvieron su primer cirugía.
  • Problemas con los implantes de pene. Los nuevos implantes de pene son confiables, pero en algunos raros casos, el implante puede no funcionar correctamente. Por ejemplo, en algunos dispositivos semirigidos, las partes internas pueden romperse con el tiempo. En los dispositivos inflables, el fluido puede filtrarse o el dispositivo de bombeo puede fallar. Se necesita cirugía para remover, reparar o reemplazar un implante de pene roto.
  • Erosión interna o adhesión. En algunos casos, el implante puede pegarse a la piel dentro del pene o reaccionar en contra de la piel dentro del pene. Rara vez, un implante se mete a la piel. Estos problemas están relacionados algunas veces a una infección.

Tratando una infección

Una infección puede ocurrir en cualquier momento después de la cirugía. En raros casos, una infección ocurre años después. Una infección seria puede causar inflamación en el escroto, acumular pus y provocar fiebre.

La cirugía para remover los implantes siempre es necesaria para tratar una infección. Reemplazar el implante de pene puede ser complicado y costoso y puede llevar a acumulación de tejido cicatrizado, pérdida de la sensación en el pene y una disminución en la longitud del pene.

[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

¿Cómo prepararse?

Inicialmente, hablaras con tu urólogo sobre los implantes de pene. Durante tu visita, es probable que tu doctor:

  • Revise tu historia médica. Prepárate para contestar preguntas sobre tus condiciones médicas actuales y previas, especialmente tu experiencia de disfunción eréctil. Habla sobre cualquier medicamento que estés tomando o has tomado recientemente, así como las cirugías que hayas tenido.
  • Haga un examen médico. Para asegurarse de que un implante de pene es la mejor opción para ti, tu doctor hará un examen físico incluyendo un examen urológico completo. Tu doctor confirmará la presencia y naturaleza de tu disfunción eréctil, y se asegurará de que tu disfunción no puede ser tratada de otra manera. También tratará de determinar si existe alguna posibilidad de que la cirugía pueda causar complicaciones. Tu doctor examinará tu habilidad para usar tus manos, debido a que algunos implantes de pene requieren una mayor destreza manual que otros.
  • Discutirá sobre tus expectativas. Tu urólogo se asegurará de que entiendes lo que el procedimiento involucra y el tipo de implante de pene que es mejor para ti. También te explicará los beneficios y riesgos, incluyendo complicaciones potenciales. Idealmente, incluirás a tu pareja en la discusión con tu doctor.
[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

Atendemos pacientes de México y Estados Unidos

Si te encuentras en el noreste de México o en Estados Unidos, y te interesa realizarte una cirugía de implante de pene, puedes contactarnos para programar una consulta en nuestro consultorio de Monterrey.

Tipos de implante de pene

Existen dos tipos de implante de pene:

Implantes inflables de tres piezas

Los dispositivos inflables, el tipo de implante de pene que se utiliza comúnmente, pueden ser inflados para crear una erección y desinflados para terminarla. Los implantes inflables de tres piezas utilizan una reserva llena de fluido implantada debajo de la pared abdominal, una bomba y una válvula de escape colocada dentro del escroto, y dos cilindros inflables dentro del pene. Para obtener una erección, bombeas el fluido desde a reserva hasta los cilindros. Después de eso, activas la válvula dentro del escroto para drenar el fluido de regreso a la reserva.

[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

Implantes inflables de dos piezas

El modelo de dos piezas funcionan de forma similar, pero el fluido de reserva es parte de la bomba implantada en el escroto.

[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

Implante semirigido

Los dispositivos semirigidos siempre están firmes. El pene puede ser inclinado en dirección opuesta al cuerpo para la actividad sexual y de regreso al cuerpo para encubrirlo. Un implante de pene posicionable es un dispositivo semirigido con una serie de segmentos centrales que se mantienen juntos con un muelle en cada extremo. Puede mantenerse hacia arriba o hacia abajo mejor que los implantes semirigidos convencionales.

Otros diseños especiales pueden proporcionar un incremento en la longitud.

Algunos implantes de pene inflables también están disponibles con capas de antibióticos, lo cual puede ayudar a reducir el riesgo de infección.

[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

Comparando los tipos de implantes

Cuando tratas de escoger el implante de pene que es mejor para ti, considera tu preferencia personal y tu historia médica. Tu doctor puede sugerir un tipo de diseño sobre otro en base a factores como la edad, riesgo, infección, y condiciones de salud, lesiones o tratamientos médicos que hayas tenido en el pasado.

Inflable de tres piezas

Pros

  • Crea la erección más natural y rígida.
  • Proporciona flacidez cuando se desinfla.

Contras

  • Requiere la cirugía más extensiva sobre cualquier otro implante de pene.
  • Tiene más partes que podrían funcionar mal sobre cualquier otro implante de pene.
  • Requiere de una reserva dentro del abdomen.

Inflable de dos piezas

Pros

  • Requiere una cirugía menos complicada que el implante de tres piezas.
  • Proporciona flacidez cuando se desinfla.
  • El proceso de desinflado requiere menos destreza que el implante de tres piezas.

Contras

  • Requiere una cirugía más extensiva que un implante semirigido.
  • Es mecánicamente más complicado que un implante semirigido.
  • Proporciona erecciones menos firmes que el implante de tres piezas.

Implante semirigido

Pros

  • Es quirúrgicamente fácil de implantar.
  • Tiene pocas probabilidades de funcionar mal debido a la baja cantidad de componentes que posee.
  • Es fácil de usar para aquellos con limitaciones de destreza mentales o manuales.

Contras

  • Resulta en un pene que siempre está rígido.
  • Pone presión constante en el interior del pene, lo cual puede causar lesión.
  • Puede ser difícil de ocultar bajo la ropa.
[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

¿Qué puedes esperar?

La cirugía de implante de pene es usualmente realizada en un quirófano de hospital. Tu doctor puede darte medicamentos para adormecerte durante la cirugía (anestesia general) o medicamentos que bloquean el dolor en la parte baja de tu cuerpo (anestesia espinal).

Tu doctor te dará antibióticos IV para ayudar a prevenir la infección. El quirófano será esterilizado antes de la cirugía para reducir el riesgo de infección.

[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

Durante la cirugía

Un tubo (catéter) será introducido en tu vejiga vía tu pene para recolectar la orina en algún punto durante la cirugía.

Tu cirujano hará la incisión debajo de la cabeza del pene, en la base del pene o en el abdomen bajo.

Después, el cirujano estirará el tejido esponjoso en el pene que normalmente se llena de sangre durante una erección. Este tejido está dentro de las dos cámaras llamadas cuerpo cavernoso.

Tu cirujano escogerá el tamaño correcto de implante y colocará los cilindros del implante dentro del escroto. Todos los tamaños están personalizados a las medidas exactas de tu cuerpo.

Si tu doctor está implantando un dispositivo inflable de dos piezas, una bomba y una válvula serán colocados dentro del escroto. Para un dispositivo de tres piezas, tu doctor también implantara la reserva de fluido bajo la pared abdominal a través de una incisión interna.

Una vez que el dispositivo se encuentra en su lugar, tu cirujano suturará las incisiones.

La cirugía de implante de pene usualmente toma de 45 minutos a 1 hora.

[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

Después de la cirugía

Después de la cirugía de implante de pene, es probable que necesites medicamentos para aliviar el dolor que se genera después de la cirugía. Dolor ligero puede persistir por varias semanas.

También es posible que necesites de antibióticos para prevenir la infección por una semana.

Tu doctor también podría recomendar mantener tu pene arriba en el abdomen bajo apuntando hacia tu ombligo durante el proceso de curación para prevenir una curvatura hacia abajo.

Te darán instrucciones específicas sobre cuándo puedes regresar a actividades normales.

La mayoría de los hombres puede regresar a actividades físicas vigorosas y a la actividad sexual después de 4 a 6 semanas posteriores a la cirugía.

En este punto, tu doctor puede recomendarte que infles y desinfles completamente tus implantes de pene dos veces al día para ayudarte a practicar su uso y que estires el área rodeando los cilindros.

[↑ Regresar a la tabla de contenidos]

Resultados

Aunque los implantes de pene son el método más invasivo y el menos escogido para tratar la disfunción eréctil, la mayoría de los hombres y sus parejas reportan satisfacción con sus dispositivos.