Urólogo en Monterrey | Dr. Juan Acuña

Retención de orina

La retención de orina es la inhabilidad para orinar. Es una complicación común de la hiperplasia prostática benigna, aunque también puede ser causada por:

El diagnóstico y tratamiento puede requerir el uso de un catéter o de un stent prostático.

Síntomas

La retención de orina es caracterizada por un chorro débil de orina con flujo intermitente, un sentimiento de orinar de forma incompleta y ganas de orinar sin realmente orinar.

Conforme la vejiga se mantiente llena, puede llevar a incontinencia urinaria, nicturia y alta frecuencia.

La retención de orina causando una completa inhabilidad para orinar es una emergencia médica. La vejiga puede llenarse y agrandarse hasta un punto en el que puede desgarrarse, si no se trata rápidamente.

Si la vejiga se expande demasiado, puede causar dolor.

El incremento en la presión de la orina puede prevenirla de entrar en los uréteres e incluso causar que la orina se regrese a los uréteres y llegue hasta los riñones. Esto puede causar hidronefrosis, y posible pionefrosis, problemas de riñón, y sepsis.

Una persona debe ir tan pronto como pueda a un médico si tiene problemas de retención de orina.

Causas

En la vejiga:

  • Disinergia esfinter detrusor.
  • Vejiga neurogénica.
  • Daño en la vejiga.

En la próstata:

En la uretra del pene:

Otro:

  • Piedras en el riñón.
  • Inhabilidad para orinar en la presencia de otros.
  • Síndrome de la médula espinal anclada.
  • Consumo de ciertas sustancia psicoactivas.

Cerebro:

  • Retraso mental.

Diagnóstico

Análisis del flujo urinario puede dar indicios del porqué de la retención de orina.

Determinar el nivel del antígeno prostático también puede ayudar a descartar la posibilidad de cáncer de próstata, hiperplasia prosática benigna o prostatitis.

Una cistoscopia puede necesitarse para explorar el paso de la orina y desbloquer el camino.

En casos extremos de retención de orina donde están asociados síntomas traumatológicos espinales como dolor en la espalda, adormecimiento, ó reflejo alterado de los tendones, puede necesitarse una resonancia magnética para descartar problemas.

Su médico determinará qué pruebas hará para solucionar su problema.

Tratamiento

En la retención de orina aguda, utilizar un catéter, un stent prostático o una cistectomía suprapúbica puede aliviar la retención. Para el largo plazo, el tratamiento depende de la causa.

Una Hiperplasia Prostática Benigna puede responder a terapia de bloqueadores alpha, o también puede ser tratada quirúrgicamente por una prostatectomía o una resección transuretral de próstata.

Pacientes mayores con problemas recurrentes pueden requerir una auto-cateterización continua.