Urólogo en Monterrey | Dr. Juan Acuña

¿Porqué no se me para?

Podría parecer que las erecciones son cosas misteriosas que funcionan a voluntad propia. Cuando no suceden, puede ser difícil determinar el porqué. Esto lleva a que aquellos que la padecen se hagan la pregunta: ¿porqué no se me para?

Las preguntas y respuestas que listamos a continuación deberían ayudarle a solucionar este problema.

¿Está tódo en mi mente?

Es probable que no sea así. La mayoría de los casos de disfunción eréctil son causados por problemas físicos o una combinación de factores físicos y emocionales.

La disminución de la presión sanguínea es regularmente la causa de disfunción eréctil en hombres mayores.

Sin importar las razones, la disfunción eréctil puede llevar a manifestar ansiedad, depresión, estrés e incluso culpa. Por eso es importante buscar respuestas y soluciones.

¿El problema es físico o psicológico?

Estrés, ansiedad y depresión pueden causar disfunción eréctil. ¿Tiene usted erecciones en la mañana o mientras duerme? Si es así, entonces el problema probablemente no sea físico. Si no está seguro, existen algunas pruebas para checar si las erecciones nocturnas están presentes.

Cualquier condición médica que afecte los nervios o los vasos sanguíneos puede afectar su habilidad para tener erecciones. Un doctor puede ayudarle a encontrar si una condición de salud está involucrada en su problema de disfunción eréctil. Le preguntarán acerca de los síntomas que manifiesta así como su historia médica. El doctor también podría utilizar algunas pruebas.

Alta presión sanguínea, enfermedades del corazón, esclerósis múltiple y diabetes pueden todas llevar a la disfunción eréctil. De hecho, el 60% de los hombre con diabetes tiene problemas con las erecciones. Problemas hormonales tales como bajos niveles de testosterona pueden influir (esto es más frecuente en hombres mayores). Tratamientos de cáncer de próstata (cirugía, radiación) pueden causar también disfunción eréctil.

¿Puedo culpar a mis medicinas?

Talvez. Muchos tipos de medicamentos, como los que se utilizan para la presión sanguínea (bloqueadores beta) y algunos antidepresivos, pueden provocar el problema. Si usted piensa que su medicina le está causando el problema, no pare de tomarla. Hable con un médico al respecto. Usted podría necesitar cambiar a algo diferente o considerar tomar un medicamento para la disfunción eréctil también.

¿Puede influir mi estilo de vida?

Definitivamente. Tener sobrepeso, hacer muy poco ejercicio y fumar pueden ser factores trabajando en contra de un buen flujo sanguíneo que es muy importante en las erecciones.

¿Importa mi edad?

La edad no provoca disfunción eréctil, pero la disfunción eréctil es más común en hombres mayores.

De acuerdo con algunos estudios en Estados Unidos, cerca del 4% de los hombres en sus 50 años y casi el 17% de aquellos que están en sus 60 años son incapaces de tener una erección.

En hombres mayores a 75 años el porcentaje crece al 47%.

Los tratamientos pueden ayudar en hombres de cualquier edad.

¿Qué puedo hacer?

Muchos expertos estan de acuerdo en que los siguientes son buenos primeros pasos:

  • Si usted fuma, deténgase.
  • Controle su presión sanguínea, colesterol y nivel de azúcar.

Después hable con su doctor acerca de sus opciones.

Medicamentos para la disfunción eréctil (sildenafil, tadalafil, vardenafil) son regularmente efectivos y puede ayudar ya sea que su problema radique en ansiedad o baja presión sanguínea.

Inyecciones personales, dispositivos vacuum y bombas de presión implantadas bajo la piel son otras opciones.

Para hombres con baja testosterona, terapia de reemplazo puede ayudar, pero no necesariamente resolverá la disfunción eréctil.

La terapia psicológica también puede ayudar con cualquier relación o con problemas emocionales que estén en juego.

Esto te ayudo a responder tu pregunta ¿Porqué no se me para?