Urólogo en Monterrey | Dr. Juan Acuña

Testículo retráctil

Un testículo retráctil es un testículo que puede moverse hacia delante y hacia atrás entre el escroto y la ingle. Cuando un testículo retráctil reside en la ingle, puede ser guiado fácilmente hacia su posición apropiada en el escroto durante un examen físico.

Para la mayoría de los niños, el problema de un testículo retráctil desaparece en algún momento antes o durante la pubertad.

El 25% de las veces, el testículo retráctil permanece en la ingle y no se puede mover. Cuando esto sucede, la condición se denomina testículo ascensor.

Síntomas

Los testículos se forman en el abdomen durante el desarrollo fetal. Durante los meses finales de desarrollo, los testículos descienden gradualmente hacia el escroto. Si su hijo tiene un testículo retráctil, el testículo descendió originalmente como debió, pero no permaneció en el lugar correcto.

Los signos y síntomas de un testículo retráctil incluyen los siguientes:

  • El testículo puede ser movido a mano desde la ingle hacia el escroto y no regresará inmediatamente hacia la ingle.
  • El testículo puede aparecer de forma espontánea en el escroto y permanecer ahí por un tiempo.
  • El testículo puede desaparecer de forma espontánea por un tiempo.

El movimiento del testículo casi siempre ocurre sin dolor o incomodidad. Por eso, un testículo retráctil es descubierto sólo cuando no se ve o no se siente en el escroto.

La posición de un testículo es usualmente independiente de la posición del otro. Por ejemplo, un jóven puede tener un testículo normal y un testículo retráctil.

El testículo retráctil es diferente de un testículo no descendido (criptorquidia). El testículo no descendido es aquél que nunca entró en el escroto. Si un doctor intentara guiar un testículo no descendido, esto causaría dolor e incomodidad.

Cuando ver a un doctor

Durante las revisiones regulartes de un bebé o las revisiones anuales de la infancia, el doctor de su hijo debe examinar sus testículos para determinar si descendieron apropiadamente y se desarrollaron correctamente.

Si crees que tu hijo tiene un testículo retráctil o testículo ascensor, consulta al doctor. Él te dirá qué tan seguido programar revisiones para monitorear cambios en la condición.

Si su hijo experimenta dolor en la ingle o los testículos, consulta a tu doctor inmediatamente.

Causas

Un músculo sobreactivo causa que un testículo se convierta en testículo retráctil. El músculo cremaster es un músculo delgado en el que descansan los testículos. Cuando el músculo cremaster se contrae, jala al testículo hacia el cuerpo.

El propósito principal del músculo cremaster es controlar la temperatura del testículo. Para que un testículo se desarrolle y funcione correctamente, necesita estar un poco más fresco que la temperatura corporal normal. Cuando el ambiente es cálido, el músculo cremaster se relaja; cuando el ambiente es frío, el músculo se contrae y empuja al testículo hacia el cuerpo en busca de calor. El reflejo cremaster puede ser estimulado al tocar un nervio genitofemoral en la parte interna del muslo y por emoción extrema, tal como lo es la ansiedad.

Si el reflejo cremaster es lo suficientemente fuerte, puede resultar en un testículo retráctil, jalando el testículo fuera del escroto y hacia la ingle.

Causas del testículo ascensor

Un pequeño porcentaje de los testículos retráctiles se convierten en testículos ascensores. Esto significa que el testículo se queda trabado en la posición superior (ingle). Factores que contribuyen incluyen:

  • Cordón espérmico corto.
  • Un problema con el camino de descenso de un testículo.
  • Tejido cicatrizante de una cirugía de hernia.

Complicaciones

El testículo retráctil no está asociado con ningún efecto de enfermedad. La única compllicación es que un testículo retráctil se puede convertirse en un testículo ascensor.

Preparándose para la cita

El pediatra de tu hijo puede usualmente diagnosticar u ntestículo retráctil. Sin embargo,  si él cree que tu hijo necesita tratamiento, entonces puede ser referido a un doctor que se especializa en los desordenes urinarios y problemas relacionados con los genitales del hombre (un médico urólogo).

Aquí hay información para ayudarte a estar listo para una cita:

Qué puedes hacer

  • Escribe cualquier síntoma que tu hijo esté experimentando, incluso aquello que no parezca tener relación.
  • Haz una lista de preguntas para hacer a tu doctor.

Algunas preguntas básicas para hacerle al doctor incluyen:

  • ¿Cómo ocurre un testículo retráctil?
  • ¿Mi hijo necesita hacerse pruebas?
  • ¿Mi hijo superará este problema?
  • ¿Cuáles son los tratamientos disponibles y cuál me recomienda?
  • ¿Qué tipo de efectos secundarios pueden afectar por el tratamiento?
  • ¿Hay alternativas al enfoque primario que me está sugiriendo?
  • Después de la cirugía, ¿qué tan frecuentemente mi hijo necesitará seguimiento?
  • ¿Habrá restricciones para mi hijo?
  • ¿Cuáles son los riesgos de tratar esta condición?
  • ¿Esto afectará la capacidad de mi hijo para tener sus propios hijos?

No dudes en hacer otras preguntas que se te ocurran.

Qué esperar del doctor

Su doctor puede hacerle diversas preguntas:

  • ¿Tu hijo se queja de dolor en su ingle?
  • ¿Tu hijo ha sido tratado por una hernia?
  • ¿Tu hijo ha experimentado algún golpe en sus genitales?

Pruebas y examenes

Si tu hijo tiene un testículo no ubicado en el escroto, su doctor determinará la posición exacta en la ingle. Una vez que es localizado, el doctor intentará guiarlo gentilmente hacia su posición correcta en el escroto.

Tu hijo puede estar acostado, sentado o parado durante este examen. Si tu hijo es un bebé, el doctor puede sentarlo, haciendo que sus plantas de los pies se toquen la una a la otra y con las rodillas hacia los costados. En niños más grandes pueden pedirles que hagan una sentadilla. Estas posiciones hacen más fácil la búsqueda y manipulación de los testículos. Además, es importante que este examen sea realizado en un lugar cálido y que el doctor tenga las manos tibias, porque el frío puede estimular el reflejo cremaster.

Si el testículo es un testículo retráctil, se moverá relativamente fácil y sin dolor. El testículo retráctil no se moverá inmediatamente otra vez. El doctor de tu hijo puede entonces estimular el reflejo cremaster frotando gentilmente la parte superior interna del muslo. Esta estimulación causará usualmente que el testículo retráctil se mueva de regreso a la ingle.

Si el testículo en la ingle se mueve sólo un poco fuera del testículo, si el movimiento causa dolor o incomodidad, o si el testículo se regresa inmediatamente a su posición original, lo más probable es que no sea un testículo retráctil. El testículo puede considerarse testículo no descendido o testículo ascensor.

Los rayos “X”, el ultrasonido y la resonancia magnética generalmente NO son útiles para determinar si los testículos son retráctiles o no.

Tratamiento

Un testículo retráctil tiende a descender por sí sólo antes o durante la pubertad. Si tu hijo tiene un testículo retráctil, el doctor monitoreará cualquier cambio en la posición de los testículos en evaluaciones anuales para determinar si se queda en el escroto, permanece retráctil o se convierte en testículo ascensor.

Si el testículo ha ascendido (y no se puede mover más con la mano) o si todavía es retráctil para cuando tu hijo tiene 14 años, tu doctor puede recomendar tratamiento para mover el testículo permanentemente hacia el escroto.

Los tratamientos incluyen:

  • Cirugía.
  • Terapia hormonal.

Adolescentes y hombres que han tenido tratamientos para corregir un testículo ascensor o retráctil deberían monitorear regularmente la posición de un testículo para asegurarse de que no asciende después.

Estilo de vida y remedios de casa

Puedes ayudar a tu hijo a estar al tanto del desarrollo de su cuerpo y hablando con el al respecto.

  • Checa la posición de los testículos regularmente durante el cambio de pañales y mientras lo bañas. Lleva un registro de los cambios.
  • Dale a tu hijo el vocabulario para hablar sobre el escroto y testículos. Explícale que usualmente hay dos testículos en el escroto.
  • Cuando esté cerca de alcanzar la pubertad y le estés hablando sobre los cambios físicos que puede esperar, explícale cómo puede revisarse los testículos él mismo.

Apoyo y soporte

Si tu hijo tiene un testículo retráctil, puede ser sensible acerca de su apariencia. Puede tener ansiedades acerca de verse diferente a sus amigos, especialmente si tiene que utilizar vestidores compartidos en su estilo de vida cotidiano. Las siguientes estrategias pueden ayudarle a enfrentar eso:

  • Explícale lo que es un testículo retráctil.
  • Recuérdale que no hay nada malo en él.
  • Explícale que la posición del testículo es algo que tanto tu, él y su pediatra seguirán de cerca y corregirán de ser necesario.
  • Ayudale a practicar una respuesta por si le preguntan o se burlan acerca de su condición.
  • Comprale calzones más olgados para que la condición se note menos cuando se cambie.
  • Sigue al tanto de signos de ansiedad, tal como no participar en algun deporte que él usualmente disfrutaría.